Dinámica: la rueda de la vida

Comenzamos pidiendo que dibujen un círculo.

Es imposible dibujar un círculo perfecto, y aquí a algunos les saldrá mejor y a otros peor, pero lo más importantes es:

Que el círculo que dibuje cada uno es suyo, único y personal.

Una vez lo hemos dibujado, pedimos que lo dividan en 5 sectores. Presentamos un ejemplo en la pizarra.

A cada sector, fuera del círculo, le vamos a poner un nombre:

Tendremos el sector del «yo», de la familia, de la sociedad/amigos, de los estudios/trabajo y del tiempo libre.

Ahora, reflexionamos, para posteriormente colocar cada uno de los sectores tanto como tan alto nos encontremos en ese sector de nuestra vida.

Explico cada sector para entender mejor esta dinámica de grupo:

  • Sector del «yo»: Si considero que tengo una personalidad de 10, o me gusta al máximo como soy, o me conozco a la perfección y sé reaccionar en cada situación, entonces colocaré al máximo este sector.

En caso contrario, no colorearé nada dentro del mismo.

Pero lo normal es que estemos en un término medio y eso mismo representaremos, coloreando más o menos, según nuestra consideración personal.

  • Sector de la familia: Misma dinámica, si estoy a gusto con mi familia, la relación es buena, hay confianza, hay roces (por supuesto), pero los gestionamos bien, entonces colorearé más este sector, o en caso contrario, lo colorearé poco.
  • Sector de los amigos: cuanta más sincera y de calidad sean mis amistades, más colorearé esta parte del círculo. Pero si considero (yo personalmente) que tengo pocos amigos, o que no es una amistad profunda, entonces colorearemos menos.
  • Sector de los estudios o del trabajo: Y aquí podemos añadir asignaturas, extraescolares, deberes, y también responsabilidades, en el caso de los estudiantes, o cómo nos va en el trabajo en adultos.
  • Sector del tiempo libre: También es necesario el tiempo de descanso o de ocio, el cual es importante que sea realmente un momento de evasión en contraposición con el trabajo y las obligaciones, así como de crecimiento. Aquí metemos deportes, hobbies y entretenimiento.

E igualmente como hemos hecho con los anteriores: cuanta más puntuación le de a esta parte de mi vida, más colorearé el sector del círculo.

Seguir leyendo Dinámica: la rueda de la vida
Anuncio publicitario

Juegos de mesa para el Aula de Apoyo a la Integración

En esta entrada de la Invención del Fuego, blog de educación y Tiempo Libre, te presento un listado de juegos de mesa interesantes para trabajar en el aula de apoyo a la integración.

Y no solo en este aula, sino también en muchas otras asignaturas, pues son juegos de mesa educativos que trabajan áreas concretas.

Por ellos, te los voy a presentar mencionando qué áreas considero que trabajan, o para qué podríamos usarlos dentro del contexto educativo.

Y es que los juegos de mesa educativos son muy interesantes y recomendables para trabajar en un colegio o instituto.

Y gracias a la enorme variedad que hoy día tenemos, en la nueva era de los juegos de mesa, nos permiten trabajar más concretamente la diversidad tanto dentro del aula, como en el aula de apoyo a la integración.

Juegos de mesa educativos:

Dobble: pensamiento por imágenes

No hay frigorífico sin medio limón, ni aula de PT sin un dobble.

Quería comenzar con uno de los juegos educativos estrella debido a su simplicidad y, al mismo tiempo, lo bien que se puede trabajar específicamente la percepción visual y espacial.

Este juego rápido, formado por cartas con imágenes que se repiten, tiene muchas modalidades diferentes.

Principalmente trabajaremos lo visual, como he comentado, pero también la identificación de estímulos, la atención voluntaria o la memoria.

En resumen, es un juego excepcional para trabajar las capacidades cognitivas de una manera divertida.

Dixit: el arte del surrealismo

Si no conoces este juego, corre a ello, y comprobarás que se convierte en un imprescindible tanto para la casa como para el aula.

Además, ahora dispones de una aplicación de móvil, por si quieres tantear cómo es.

Dixit es un juego formado por cartas con dibujos oníricos, abstractos, surrealistas, ideal para trabajar las áreas lingüísticas.

Es por ello que es un juego de mesa ideal para el área de Lengua Castellana y Literatura, además de un buen recurso para la atención a la diversidad.

Con este juego podremos trabajar conceptos como el arte y la literatura, las historias, así como la construcción de ideas y pensamientos.

Lo que nos lleva también, jugándolo en grupo, a trabajar la teoría de la mente, «entendida como la capacidad de atribuir y atribuirse estados mentales» (Hobson, 1995), algo tan necesario en el alumnado TEA.

Fantasma blitz: la rapidez del más allá

Otro que también ha cogido mucha fama, quizás por su sencillez y precio, es el juego de mesa Fantasma blitz, con una estética más para los cursos pequeños, y sin embargo perfectamente jugable a todas las edades.

Con este juego de rapidez podremos trabajar las capacidades cognitivas y la agilidad, la atención y la concentración, o la memoria a corto plazo.

Pero también la coordinación óculo-manual y la psicomotricidad, así como la tolerancia a la frustración: si pierdes, ¡no te hagas el fantasma!

Piktureca: el heredero del Lince

Realmente cualquiera de los dos juegos aquí mencionados, Piktureca y Lince, son muy interesantes para trabajar la atención.

Si me quedo con Piktureca es quizás por la estética, la cual me parece más interesante, con mejores acabados frente al Lince que tiene un diseño un poco más sencillo.

En cualquier caso hablamos de juegos donde aparecen pequeñas imágenes de muchos objetos distintos y, dado un objeto de ejemplo, hay que encontrar su igual en el tablero.

Nuevamente es un juego recomendable para trabajar las capacidades cognitivas y la atención, así como la percepción y discriminación de estímulos.

Junkart: para expertos en juegos menos conocidos

Hace poco me comentaban que este juego de mesa ya está descatalogado, pero aún así quería comentarlo, ya que me parece súper interesante en su aplicación como juego para el aula de apoyo a la integración.

Quién sabe, quizás más adelante saquen una nueva edición, o tengas suerte y lo encuentres de segunda mano.

En cualquier caso, también hay otros juegos algo similares, y no descarto hablar de estos en futuras entradas.

Volviendo al Junkart (arte basura), este juego se ambienta en el arte contemporáneo, realizado con materiales reciclables, con lo que ya de entrada podemos trabajar elementos transversales en el aula.

¿Objetivo? Crear obras de arte con unos parámetros concretos con pequeñas piececitas.

¿Qué trabajamos? La creatividad, la abstracción y la resolución de problemas por un lado; la psicomotricidad fina por otro, al hacer creaciones en equilibrio.

Ensalada de puntos: creciendo en salud

No, no trabajamos con este juego de mesa educativo nada en torno al proyecto Creciendo en Salud. ¿O tal vez sí?

Y es que la ambientación gira en torno a construir tu propia ensalada con las cartas que van apareciendo. Según lo hagas, vas ganando unos puntos u otros.

Por lo tanto este juego de mesa para el aula de apoyo a la integración, pero también dentro del área de Matemáticas, es ideal para trabajar el cálculo mental, de una manera divertida y retadora.

Y por si esto no fuera suficiente, también recomiendo Ensalada de puntos para el trabajo de funciones ejecutivas.

Y con este terminamos, ¿quieres conocer más juegos de mesa para el aula? Seguiré compartiendo algunos interesantes.

Mientras, puedes echar un ojo a estas actividades para el aula y para el Tiempo Libre.

Dinámica de grupo en clase para identificar momentos

Las dinámicas de grupo son un recurso esencial para trabajar en el aula.

Esta en concreto la utilicé para una clase a la que le costaba distinguir los distintos momentos de la rutina del aula.

Cada tipo de actividad que proponemos en clase requiere de una forma de estar concreta, que aplicamos con nuestras habilidades sociales.

Así, no es lo mismo tener un momento de trabajo en equipos donde podamos tener un ambiente más distendido, que una asamblea donde debamos respetar los turnos de palabras, o un momento de trabajo autónomo en el cual requerimos concentración y, por tanto, colaboración del grupo clase para generar un ambiente respetuoso.

Aunque a nivel individual – racional, toda la clase esté de acuerdo en esto, a nivel social podemos no poner de nuestra parte.

Y es que, si no está trabajada esta conducta social, nos cuesta aplicarla de manera automática.

Es por ello que, en algunos casos, esto se trabaje mediante autoinstrucciones: enseñamos a decirnos a nosotros mismos qué comportamiento es el más adecuado según cada momento de la clase, según las necesidades del grupo.

Otra fórmula es mediante una dinámica que pretende estructurar o agrupar los distintos tipos de «momentos» en el aula, e indicarlos mediante un apoyo visual.

De esta forma, y en el caso concreto que os cuento, en la pizarra escribíamos el «momento de clase» en el que nos encontrábamos, teniendo en cuenta el limitado número de “formas de clase” que podemos tener, previamente decididas por todos los alumnos.

Por medio de esta dinámica de grupo para el aula, recordábamos en qué momento nos encontrábamos mediante un cartel y, por tanto, las normas de respeto, convivencia y trabajo durante dicha fracción de tiempo.

Así, si explicábamos algo importante o realizábamos una exposición de trabajos, aparecía el letrero “Atención”, y así entendíamos que en estos momentos la atención debía ser máxima, o bastante elevada, y respetar al completo a quien explicaba o exponía.

Seguir leyendo Dinámica de grupo en clase para identificar momentos

Herramientas online en el aula

Os traigo una segunda entrega de recursos online para docentes, esta vez más enfocados a la educación formal.

En esta otra entrada recopilaba cinco recursos online para educación, muy interesantes tanto para monitores de Tiempo Libre como para docentes.

Pero en este caso he seleccionado algunas herramientas interesantes más enfocadas a la labor docente.

Son cinco páginas webs para utilizar en el aula:

MATEMÁTICAS ONLINE

Por las tres primeras, va a parecer que solo presento recursos de Matemáticas online, pero es solo casualidad.

Tras las primeras, os presentaré otros recursos online para maestros y maestras.

En el caso de este primero, se trata de una web que te permite trabajar las matemáticas manipulativamente, con varias herramientas para plasmar lo que necesites explicar.

En los títulos, así como al final de cada explicación, tenéis los enlaces a las distintas webs para educación.

https://apps.mathlearningcenter.org/number-frames/

TABLA DEL CIEN ONLINE

Y más recursos de Matemáticas.

En este caso, poco más puedo explicar el título:

Si necesitas una tabla del cien para usar como recurso online en el aula, esta es tu web.

http://www.penyagolosaeduca.com/ca/tabla-del-100-interactiva/

POLIEDROS

Quizás conozcáis bien de cerca el recurso online para educación llamado Geogebra. Muy recomendable.

Puede que en otro post entre más en detalle sobre este recurso online.

Pero antes, os presento otro que quizás es menos conocido, dentro de la misma marca.

Se trata de la web de Geogebra para visualizar los poliedros regulares.

¡Un recurso educativo imprescindible!

https://www.geogebra.org/m/tuZ82PTk

TWITTER DE LA RAE

Abandonando Matemáticas, vamos a ver un recurso online para el área de Lengua Castellana y Literatura, algo distinto a los anteriores.

Para Lengua os propongo realizar una consulta a nada más y nada menos que la RAE.

(¿O se dice «a, nada más y nada menos, que la RAE», con comas? Tendría que consultarlo a la RAE) (O se dice «consultar a la RAE») Y así, sucesivamente…. (….y los cuatro puntos no son correctos, sino (junto) marca de la casa).

En el Twitter de la RAE se pueden realizar consultas de Lengua Castellana, de sintaxis, morfología, uso de la lengua….

Una actividad muy interesante, que he realizado en Primaria con muy buen resultado, es elaborar consultas de Lengua para luego tuitearlas, y ver cómo mencionada institución nos contesta, para resolver nuestras dudas.

Una actividad TIC muy educativa.

Para las consultas, basta con tuitear mencionando a la @RAEinforma, y con el hashtag #dudaRAE

BOUNCY BALLS

Aunque estoy recopilando recursos onlines para el aula, esta web en concreto la he utilizado en un campamento de Tiempo Libre, para una juego de «alcanzar el tesoro en silencio».

Pero está concebida para trabajar en clase, así que estoy seguro que puede ser una herramienta online para maestros y maestras excepcional.

¿Su utilidad? Proporciona una dinámica visual para generar silencio en la clase.

Recordatorio: esta herramienta online para el aula no funciona sola, hay que saber aplicarla.

Si quieres saber más sobre cómo mantener el silencio en el aula, te recomiendo esta entrada.

https://bouncyballs.org/

Más recursos online para educación (formal y no formal) en este enlace.

Actividad estrella para inicio de curso

¿Buscando una actividad para realizar al inicio del curso escolar?

Aquí te dejo una dinámica de grupo muy adecuada como actividad de inicio de curso y, a final de entrada, algunas otras mediante enlace.

Si buscas una actividad para fomentar la diversidad y el aporte individual y excepcional de cada alumno y alumna a todo el colegio, esta puede ser tu actividad estrella, más que nada porque la llamaremos así:

¡Una dinámica estrella!

ACTIVIDAD PARA EL INICIO DE CURSO ESCOLAR

Esta doble dinámica de grupo la dividiremos en dos partes.

En una primera parte, os propongo realizar una dinámica de tipo forum en torno al cortometraje La Luna (Pixar) de Enrico Casarosa.

¿Qué podemos aprender del cortometraje La Luna?

Hay una idea central, muy interesante, que gira en torno a las características individuales, y cómo estas aportan para un bien común.

Los protagonistas tienen una misión, que desconocemos en un principio, y se resuelve sorprendentemente al final. El más pequeño de este trío es un aprendiz que tiene que descubrir cómo aportar su granito de arena en dicho propósito.

La cosa es que, quien parece ser su abuelo, le explica una forma de trabajar, y quien parece ser su padre, otra bien distinta. Las dos tienen algo en común: son reflejo de ellos mismos.

¿Cuál debería escoger el niño? Repitiendo, vamos a reforzar aquí tres cuestiones:

  • Las dos formas de trabajar suman para un bien común.
  • Las dos responden a sus características personales.
  • Y las dos aportan un aprendizaje al niño sobre cómo debe obrar.

Sumándolo todo, ya tenemos la respuesta:

El niño debe conocer cuál es su característica única y personal que pueda aportar para esta misión en la luna.

Seguir leyendo Actividad estrella para inicio de curso

El juego del zorro

Aprovechando la temporada alta de campamentos, e inmerso de lleno en uno, os traigo hoy desde el cubil a este blog con actividades para el tiempo libre y la animación, uno de los recursos más utilizados y conocidos para juegos de campamento.

Seguramente es conocido con múltiples nombres. Personalmente lo conocí, y siempre lo he utilizado, como el juego del zorro.

En su forma más básica hablamos de colocar a cada participante un pañuelo o pañoleta en el pantalón por atrás, sin anudar, sobresaliendo dos tercios: como si lleváramos una cola, como la de un zorro.

Esta cola es la que nos permite estar dentro del juego: si nos la quitan, estamos eliminados.

El objetivo por tanto es quitar la cola al resto de jugadores antes de que nos quiten la nuestra.

A partir de aquí, varias posibilidades para el juego del zorro:

  • Si nos quitan la cola, estamos eliminados.
  • Si nos quitan la cola la recogemos del suelo, vamos hasta un punto establecido, y nos la podemos recolocar: volvemos al juego.
  • Si quitamos la cola a un jugador nos la podemos quedar en la mano, de tal forma que si otro jugador nos quita la nuestra, nos podemos colocar la que hemos robado antes, y seguir jugando.

Así, podemos jugar un «todos contra todos», ganando el último jugador que se mantenga con su cola, sin haber sido eliminado.

O también a esto mismo pero por equipos, existiendo múltiples estrategias a explotar en este juego para el tiempo libre.

Pero el juego del zorro, que puede ser considerado también una forma de “hacer presa”, o una mini prueba para introducir en otros juegos más complejos, tiene muchas posibilidades.

Os comparto a continuación dos variantes muy interesantes para el juego del zorro que he ido conociendo, y una tercera modificación algo más compleja que he creado para un campamento en el que hemos ido jugando a esta evolución del zorro, con la idea de ir añadiendo cada día una dificultad más, e ir creciendo así las estrategias de equipo.

Seguir leyendo El juego del zorro

Juego de memoria, concepción espacial e interacción social en Infantil

No solo porque pueda ser muy completo, sino sobre todo por la sencillez en el montaje de este juego que persigue potenciar la atención y la memoria, así como la desenvoltura en el espacio y, finalmente, la interacción interpersonal.

Podemos categorizarlo sin problema alguno como juego improvisado (aquel que podemos lanzar en cualquier momento), y en principio podemos enfocarlo a la etapa de Educación Infantil.

Pese a que, como bien dice la teoría del Tiempo Libre, todo es adaptable.

Para este juego en el aula, como recurso educativo, aunque también en otros espacios, entregaremos a cada participante un papel recortado, un pequeño cuadradito, por ejemplo.

En esta primera fase del juego, vamos a pedirles que escriban en este mismo su nombre.

Una vez todos han escrito su nombre, recogemos los papelitos. Y uno a uno, los volteamos enseñándoselo al grupo: ¿Qué pone aquí?

Y ¿de quién es este nombre? El que escribió el nombre se acerca hasta nosotros, para recuperar su papel.

Esta primera fase consistente en crear algo en un papel, mostrarlo y recogerlo nuevamente, lo repetiremos dos veces más, y supondrá una preparación para la parte final del juego.

En la segunda fase, volvemos a entregar papeles, o tarjetas, y esta vez cada uno deberá realizar un dibujo, el que prefieran.

Los recogemos y preguntamos a la clase qué ven en el dibujo.

Pueden responder lo que quieran, lo que la imaginación les diga que puede ser aquello que el compañero ha dibujado.

Con la misma creatividad con la que plasmo un dibujo, puedo interpretar otro.

Seguir leyendo Juego de memoria, concepción espacial e interacción social en Infantil

Transformando el entorno, generando aprendizajes

Hablando de crecimiento y, por tanto, de psicología evolutiva, encontramos que el individuo aprende conforme descubre su entorno (Piaget, 1924).

Cada estímulo conforma funciones psicológicas y estructuras cognoscitivas, y cada nuevo estímulo amplía o modifica las mismas, generándose funciones psicológicas superiores (Vygotsky, 1979).

Esto desvela la enorme importancia e impacto que genera el entorno de una persona en evolución, pues será una de las fuentes fundamentales que determine su desarrollo y crecimiento.

Destacar con esto dos aspectos:

Primero, que el ser humano no es un ordenador que procesa todo por igual, sino que en cada interacción (con el entorno en este caso), destacará, recogerá e interactuará especialmente con aquello que conecte con estructuras previas.

Algo que esté muy lejos de esto mismo, no le interesará, no le llamará la atención, o no reaccionará de manera significativa (o lo hará, pero quizás desde un sentido distinto al que posiblemente un adulto vea) (Ausubel, 1983).

Segundo, gestionar el entorno inmediato de una persona en desarrollo es fundamental pues, si siempre interacciona con lo mismo, no existirá conflicto cognitivo que desarrolle nuevas estructuras o mejore las presente, se acomodará a una forma de responder a cada estímulo dado (Freuestein, 1989).

Es por ello que el entorno cobre tantísima importancia: Un entorno plagado de estímulos generará aprendizaje constante.

Algunos de estos aprendizajes podrán ser menores, o desechados. Pero otros pueden suponer un aporte enriquecedor que para un niño, puede ser imprescindible.

Mientras que un entorno pobre de estímulos limitará el desarrollo.

Cuanto más rico sea nuestro entorno, más estructuras sencillas crearemos.

Cuantas más estructuras sencillas creamos, mayor posibilidad de desarrollar otras más complejas en el futuro.

Es así de sencillo, y así de fácil. Que por supuesto, como todo en educación, luego no es tan sencillo ni fácil. Pero merece la pena volcarse en transformar nuestros entornos, y enriquecerlos.

Al igual que, como dice el dicho, somos lo que comemos, también somos lo que nos rodea, como ya explicaba en esta otra entrada de este blog de educación: dime con qué andas, y te diré cómo creces….

Ausubel, N. (1983). Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo. (2° ed.) Ciudad de méxico: Editorial Trillas.

Freuestein, en Prieto, D. (1989). Modificabilidad cognitiva y P. E. I. Madrid: Bruño.

Piaget, J. (1924). El juicio y el razonamiento en el niño. Buenos aires: Guadalupe.

Vygotsky, L. S. (1979) El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Buenos Aires: Grijalbo.

El proceso educativo, como el cine….

La educación ha de generar emoción….

Esto mismo reflexionaba en una entrada anterior en la cual comparaba el proceso educativo, a una película cinematográfica.

Y más concretamente, reflexionaba en torno a dos elementos, contenido y forma, o lo que es lo mismo: lo que se cuenta, y cómo se cuenta.

Volviendo a estos dos elementos en este nuevo post, decir que contenido y forma se fusionan de tal manera que aunque podamos trabajarlos separadamente, al final el espectador lo recibe como un todo, igual que el discente con cualquier propuesta educativa.

Esto se da hasta el punto de llegar a varias casuísticas, como pueda ser la de que un contenido interesante o relevante pueda resultar tedioso transmitido con una metodología que sea tediosa y viceversa; o que un contenido más complejo de asimilar puede llegar a ser recibido con gran entusiasmo.

Esto nos lleva también a situaciones en las cuales la metodología se convierte en el centro de todo el proceso, sin importar tanto lo que se quiere transmitir.

Algo que a primera vista pueda sonar bien: una buena metodología que sirva para absolutamente todo. Si alguien la conoce, se agradecerá que la comparta en comentarios.

Las buenas películas son aquellas que no se anclan a un género, sino aquellas que buscan la mejor manera para transmitir cada momento de su historia.

Mientras que en muchas películas de género suele suceder lo que el espectador ya sabe que va a suceder, y además espera que así suceda, repitiéndose la fórmula una y otra vez, pasando a un segundo plano el contenido de la trama.

Volviendo al aula:

Cuando la atención de la clase, debido a su metodología principal y a su forma de presentación de los contenidos, se centra básicamente en las normas, la rutina, y el imperioso avance burocrático que marca el docente para cumplir con los objetivos y la programación, el contenido se disuelve hasta el punto de que deja de ser relevante a favor de los nuevos objetivos que surgen, de lo nuevo que se espera de la clase:

Atender, no alborotar, estar al día con las tareas, y avanzar con lo propuesto.

Lo cual no es malo, o al menos desde mi punto de vista sí genera aprendizaje. Pero es más un aprendizaje de las formas, y no tanto del contenido.

En estos casos, la forma se come al contenido: en importancia, en atención, en sistema de medición y evaluación….

«En la escuela los niños de corta edad desperdician mucho tiempo y esfuerzo imaginándose qué es lo que quiere el profesor y, generalmente, llegan a la conclusión de que se trata de ser pulcro, recordar o hacer algunas cosas en un cierto momento o de una determinada forma».

Bruner (1971, p. 209).

Tener como objetivo que el grupo clase se porte bien y siga las tareas diarias es mucho más sencillo que lograr una transmisión real, relevante y cercana de contenidos, actitudes, valores o emociones.

Esto requiere encontrar las formas adecuadas para cada propuesta.

Y además, saber manejar la atención para que cambie de un punto a otro.

Y a esto muchas veces los docentes le tenemos miedo.

Sí, por qué no decirlo: nos aterra más la variante cambiante en la cual tengas que ganarte la atención constantemente, frente a la posibilidad de que la clase esté siempre sentada, callada y atenta a cada avance de la misma.

Al igual que en el cine cada historia merece su propia forma de ser contada, cada acto educativo debe buscar su forma única y transformadora de generar la emoción que nos llega por dentro, que nos hace crecer.

  • Bruner, J. (1971). The relevante of Education. London: Penguin

Mamá, me ha picado un pollo

En escena, sin llamar mucho la atención, vemos dos personajes. Uno parece estar grabando. Es el cámara. El otro, observa la escena sentado en una silla, posiblemente con gafas y gorra. Es el director/a.

Pero no nos percataremos de su presencia hasta que hablen, o quizás aparezcan más tarde.

Y el teatro comienza.

Primera toma: desganados

Una niña/o entra a escena, y se pasea. El actor parece actuar totalmente desganado.

Por el otro extremo, aparece un animal, un pollo por ejemplo. Realmente será una actor o actriz que tan solo se limita a agitar sus alas, y mueve la cabeza adelante y atrás, muy cómicamente.

Pero al igual que el resto de personajes, parece actuar muy mal, con fallos, o desganado, o aburrido.

Ambos personajes se encuentran y, entonces, el pollo pinza al niño, quien cae al suelo (falsamente), y empieza a quejarse.

  • Niño: Ay, ay, ay.

El pollo se aleja de la escena con su movimiento peculiar. El niño grita.

  • Niño: Mamá, mamá. Me ha picado un pollo.

Un nuevo personaje, la madre, o el padre, aparece en escena buscando a su hijo.

  • Madre: Dime hijo, ¿qué ha pasado!
  • Niño: Me ha picado un pollo.
  • Madre: ¿Dónde!
  • Hijo: Aquí.

El niño se señala en el brazo. La madre observa, y llama en grito.

  • Madre: Espera hijo, llamaré a la ambulancia. ¡Ambulancia! ¡Ambulancia!

Dos nuevos actores entran a escena, girando ambos el brazo sobre su cabeza.

  • Ambulancia: Ni, no, ni, no, ni, no.

Entonces, el director aparece de golpe y corta la escena, pues esta no ha salido como quería. También veremos aparecer al cámara, con una cámara o, quizás, con una claqueta.

  • Director: Corten, corten, corten. No puede ser. No están actuando con ganas. Esta escena necesita más energía, más chispa, más potencia. ¡Suéltense la melena! Vamos a repetir pero por favor, ahora, háganlo con un poco más de vidilla, de velocidad.

Los actores, desganados, vuelven a sus puestos y se preparan. También el director y el cámara, quien prepara la cámara, o quizás marque la claqueta.

En cualquier caso es importante que veamos que hay una cámara, y que el cámara la prepara y graba con esta.

  • Cámara: Mamá me ha picado un pollo, escena uno, toma dos.
  • Director: ¡Acción!

Segunda toma: A cámara rápida

Ahora, los actores tratarán de repetir exactamente lo mismo que han hecho y dicho, pero todo a cámara rápida, exagerándola de una forma cómica.

Como era de esperar, el director nuevamente para la escena.

  • Director: Corten. No puede ser, no puede ser. ¿Me están tomando el pelo? Una cosa es con más vida, y otra cosa a súper velocidad. Que no es una película para Flash. Traten de hacerlo más lento, por favor. ¡A sus puestos!

Todos vuelven a sus puestos, tanto actores como el cámara.

  • Director: ¡Acción!

Tercera toma: A cámara lenta

La escena se repite igual, pero los actores avanzan y hablan súper lento. Se pueden incluir movimientos graciosos, exagerados, y voces graves para que la escena sea más cómica.

El director, posiblemente esta vez antes, para nuevamente la escena.

  • Director: Pero vamos a ver, ni calvo ni con tres pelucas. Ni una cosa ni la otra. Algo normal, suave, básico, con tranquilidad pero con chispa, con arte, con gracia, con guasa, con alegría niño, vamos a meterle alegría. ¡Acción!
Seguir leyendo Mamá, me ha picado un pollo

Tiempo libre y Educación